La Semana Santa es una de las fiestas cristianas más importantes de todo el año. Se celebra con gran pompa y espectáculo en todas las partes del mundo donde residen los seguidores del cristianismo, especialmente los católicos.
Como sabemos, en estas fiestas se conmemora la muerte y se celebra la resurrección de  Jesucristo después de la crucifixión, pero mucho más allá de festejos y celebraciones, este festival es uno de los días más sagrados para los cristianos y en gran parte para el pueblo de Israel sin importar su confesión, ya que fue en lo que es su actual territorio donde, según cuenta la mitología religiosa, nació, vivió y fue ejecutado el hijo de Dios.

La celebración de Pascua en Israel adquiere una importancia especial debido a que gran parte de los rituales cristianos tienen sus raíces en las tradiciones judías. La celebración de la fiesta judía de la Pascua, (que conmemora el éxodo de los judíos de su cautiverio en Egipto), se ha entrelazado con la Semana Santa desde el principio y la palabra hebrea Pesaj, vino a significar la Pascua también.

Semana Santa en Tierra Santa

Los fieles cristianos de todo el mundo se reúnen en la Tierra Santa de Jerusalén para la celebración de la Pascua. Los peregrinos se congregan para una misa especial a la salida del sol en la Tumba del Jardín, en Jerusalén. Después de esto, se celebra la Misa de Pascua en la antigua Iglesia del Santo Sepulcro en la amurallada Ciudad Vieja de Jerusalén. Los sacerdotes y los monjes, en túnicas blancas, llevan a cabo una liturgia cantada a medida que aumentan incienso aromático por encima de las tumbas de los cristianos donde se cree que Jesús resucitó de entre los muertos.

Fuera de la ciudad de Jerusalén, los  judíos ortodoxos celebran la Pascua de una manera diferente al modo que los judíos mesiánicos, ya que estos últimos abordan estas fiestas casi del mismo modo que los cristianos de todo el mundo. Las diferentes celebraciones se derivan del hecho de que judíos ortodoxos no aceptan a Jesucristo como el Mesías enviado por Dios, y por lo tanto, no celebran la crucifixión o su regreso del reino de la muerte, mientras que son precisamente estos hechos la base de la fiesta para las demás sectas.

Durante la Semana Santa, muchas procesiones se llevan a cabo en Israel. Estas procesiones recorren la ruta del viaje de Jesús Cristo hacia el Gólgota. La ruta se conoce como los ‘Doce Estaciones’ de la cruz. Muchos turistas de diferentes partes del mundo también vienen a participar en esta procesión, considerada como una práctica sagrada para los cristianos. Muchas de las procesiones comienzan o terminan en la tumba santa de Jesús.

Ceremonias y atractivos turísticos

A la 1 en punto de la tarde del día de Pascua, el líder de la iglesia entra en la tumba de Jesús y las puertas se cierran detrás de él. Las luces de toda la ciudad se encienden y luego todas las campanas de la ciudad comienzan a doblar y el líder de la iglesia sale con una antorcha encendida. La antorcha (según afirman los sacerdotes y repiten ciegamente los fieles) se enciende en el interior de la tumba por su propia cuenta sin ninguna fuente externa. Luego, todos los presentes en la procesión en ese momento encienden sus luces con el fuego sagrado, que alumbra toda la Iglesia y se va encendiendo, de vela en vela, por toda la ciudad.

Si deseas conocer otras alternativas para viajar esta Semana Santa, no dejes de visitar los siguientes enlaces:

¿Qué hacer en Nepal en una semana?

Descubre la naturaleza en Belice

Una semana en Praga

Etiquetas: , , , ,